Normatividad agropecuaria

Normatividad agropecuaria

Agrandar Imagen

Texcoco Mass Media/El Siglo de Torreón/Agustín Cabral Martell

12/05/08

En la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro Unidad Laguna se tiene la carrera de Ingeniero en Procesos Ambientales, para ellos, mis alumnos y para los profesores encargados de dirigir esta carrera, para que tengan en cuenta que el sistema de educación en México apenas empieza a incorporar el tema del cambio climático y sus efectos en el medio ambiente, por lo que la actualización curricular que iniciará la Secretaría de Educación Pública (SEP) tiene como propósito que los estudiantes tengan mayor conocimiento científico de cómo se produce y afecta este fenómeno en la vida cotidiana, y al mismo tiempo generar una “conciencia crítica” que modifique hábitos y patrones de consumo que abonen a resolver el problema.
 
Este planteamiento se realizó en el foro El Mundo en EL UNIVERSAL, y se dijo que en los próximos años la modificación de los planes de estudio para incorporar y profundizar temas como el calentamiento global y el cambio climático son elementos de los más importantes en la actualización que la SEP pretende emprender.
 
Las inundaciones en el norte y centro de Veracruz, son sólo un palpable ejemplo de los problemas que genera el cambio climático, para lo cual se deben tomar medidas no sólo de respuesta, sino también preventivas en materia del conocimiento del medio ambiente, de la protección civil y de la modificación de conductas respecto a recursos como la deforestación de bosques, la desertificación, qué hacer con la basura, la presencia constante de huracanes o la falta de lluvia en otras.
 
La ubicación geográfica, así como la orografía y la presencia de ríos en esa entidad, hacen que la lluvia sea cada vez más constante y en mayor cantidad se hacen vulnerables al cambio climático, por lo que este tema es necesario incorporarlo al sistema educativo en todos sus niveles.
 
Durante la celebración del Consejo Nacional de Autoridades Educativas, los representantes de educación coincidieron en que abordar el tema se ha convertido en una “prioridad” debido a las consecuencias que tiene.
 
Para el secretario de Educación de Zacatecas, la edad ideal para empezar a “construir una conciencia colectiva” y crear “soluciones regionales para asuntos como el uso del agua, la disminución del uso de coches y emisión de contaminantes, está entre los jóvenes de último año de secundaria y los de bachillerato.
 
Esa entidad cuenta con un Libro del Medio Ambiente Zacatecano para conocer los recursos naturales de la zona, el uso del agua, la irracionalidad del uso del suelo, la erosión y polución de la atmósfera, explica el funcionario, quien reconoce que se requiere avanzar más.
 
En las propuestas para elaborar el Plan Nacional de Educación 2007-2012, que recogió la SEP, los gobiernos estatales abordan la necesidad de incorporar contenidos y acciones escolares para enfrentar en los próximos años los problemas en el medio ambiente.
 
Morelos, Nuevo León, Oaxaca y Tlaxcala, piden revisar y modificar el plan de estudios y los textos para la inclusión del medio ambiente.
 
Por otra parte, a nivel superior, los jóvenes estudiantes de licenciatura, continuamente se encuentran recopilando datos sobre este tema, los mismos que exponen en clase con la asesoría de los profesores de cada asignatura, sin embargo se tiene la certeza de que faltan profesionales sobre esta carrera, ya que los asignados, muchos de ellos no son Licenciados en Procesos Ambientales, quizá un posgrado sobre la materia, o no tienen el perfil deseado. En el futuro, los alumnos con vocación académica tendrán que incorporarse a la docencia y apoyar estas asignaturas a fin de que el aprovechamiento sea íntegro, con una preparación continua hasta obtener el grado máximo de estudios como es el doctorado, puesto que los requerimientos en las universidades actualmente es tener ese grado.
 
Es aquí en donde se vinculan las normatividades relativas a la educación del medio ambiente, desde la propia Constitución Federal hasta las leyes reglamentarias como la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la Ley Federal de Educación, Ley de Vida Silvestre, entre otras a nivel federal.
 
En los estados del país, cada uno tiene su propia Ley y existen municipios que han legislado en materia ambiental como el caso de nuestra querida ciudad de Torreón.
 
Finalmente, la formalidad que debe existir entre los planes y programas educativos que a través de la profesionología de la carrera de Procesos Ambientales, por un lado a nivel licenciatura y por otro los programas de posgrado que a criterio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) deben de incorporarse al padrón de excelencia, sin dejar pasar por alto la certificación de los programas a nivel licenciatura que la propia Conacyt otorga.
 
Vaya un reconocimiento a mis alumnos de la UAAANUL de la carrera de Procesos Ambientales, por su esfuerzo y dedicación que han puesto en su preparación y que más tarde se reflejará en el campo profesional. Por esta misión de proteger el ambiente que tanta falta hace en nuestro país, a fin de acrecentar la cultura ambiental en nuestra sociedad y así cuidar nuestra casa, este mundo que merece cuidado e higiene y dejemos de ser los depredadores de nuestra propia raza.