En Texcoco, el Colpos pionero en investigación formal de Grana Cochinilla

En Texcoco, el Colpos pionero en investigación formal de Grana Cochinilla

Existen dos tipos de grana cochinilla, (Foto proporcionada por Celina Llanderal)

Agrandar Imagen

Juan Carlos Velázquez

05/11/08

Texcoco México, (Texcoco Mass Media),- El cultivo de la grana cochinilla es milenario en México pero el Colegio de Postgraduados es pionero en la investigación formal, iniciada hace unos doce años por la Dra. Celina Llanderal, pues ya en 1995 se publicó la primera tesis de investigación básica y actualmente se trabaja más en la investigación aplicada, según comentó la especialista. 
 
La grana Cochinilla es un insecto de importancia económica por la producción de colorante rojo conocido como ácido carmínico, que con diversa técnicas ofrece tonalidades que van desde cereza al violeta, y que es utilizado para alimentos, fármacos y cosméticos
 
La doctora Llanderal explicó que existen dos tipos de grana cochinilla, conocidos como la silvestre y la fina. La silvestre crece como una plaga en las huertas de nopal. Su colorante es de mala calidad y de baja concentración. Se distingue de la fina porque el cuerpo del insecto está cubierto de una madeja parecida a algodón en lugar del polvo del que se cubre la cochinilla fina, en la que el ácido carmínico es de buena calidad y alta concentración.
 
Mencionó que el cuerpo de la grana cochinilla fina está compuesto en un 25 por ciento de colorante, y dijo que se cree tiene propiedades de repelencia, ya que el insecto no tiene parásitos y nunca se enferma, por lo que se está investigando si puede tener un uso medicinal.
 
Para la investigadora, una de las pocas dedicadas al estudio de este insecto, es una belleza trabajar con las colonias de cochinilla porque otros insectos se contaminan de virus, bacterias y ellas no, pues su único riesgo son los predadores como pájaros, palomillas, catarinas y roedores.
 
 Mencionó que la grana cochinilla tiene una importancia relevante, pues el acido carmínico que se extrae de este insecto tiene diversas aplicaciones; de él se extrae el carmín, producto derivado del pigmento natural, que en la antigüedad era utilizado para teñir y su valor era tal, que de ahí viene la expresión “lo más granado de la sociedad”, ya que las casacas de algunos regimientos y la ropa del clero se teñían con este pigmento, y en muchas culturas lo molían, utilizándolo como rubor.
 
 
 Actualmente se ha vuelto a utilizar en los tubos labiales, pues, detalló la doctora, así se elimina la utilización de plomo como fijador, hay investigaciones como las de la Universidad de Valencia, que explora si el carmín tiene propiedades anticancerígenas. 
 
“Se usa, en todos los cárnicos, como jamón, salchichas, pues las marcas que se dignan de tener cierta calidad ponen carmín en sus productos para darle ese color” detalló, además aclaró que también es utilizada en medicamentos, textiles, microscopia electrónica, yogurt y jugos.
 
El uso del pigmento de la Grana Cochinilla está documentado en códices de las culturas prehispánicas y cuando los españoles llegaron les impresionó el colorido de los textiles indígenas y llevaron el insecto a Europa. Pero, a pesar de ser de originario de México, no somos grandes productores, es más, puntualizó la especialista, el país tiene una bajo nivel de producción. 
 
Perú es el principal productor a nivel mundial, pero se afirma que se llevó al insecto de México, pues de acuerdo a investigaciones es en la República Mexicana donde hay más especies de cochinilla, tanto fina como silvestre, y en la nación sudamericana sólo existe la especie dactylophyus coccus, que es la que contiene mayor ácido carmínico.
 
En México, el rescate y conservación del cultivo de Grana Cochinilla lo realizó una institución privada situada en Oaxaca, Tlapanochextli, que es hoy un centro de difusión y que antes de que el Colegio tuviera su propio cultivo, ayudó   a la investigadora con material biológico, con el uso de sus instalaciones, y recibía a los estudiantes de la doctora Llanderal.
 
Pese a la poca producción, en México el panorama ha ido cambiando, actualmente se pretende intensificar esta tradición milenaria, pues puede representar una fuente de recursos alternativo para las familias campesinas.
 
Siendo el Colegio pionero en la investigación formal, la propuesta de la institución es criar al insecto en ambientes controlados, ya que al aire libre tiene muchos enemigos naturales, por lo que su cultivo en invernadero es más adecuado para seguir conservando esta especie en México y para lograr niveles de producción requeridos para la industria.
 
La primera tesis de investigación en el COLPOS, fue de la Dra. Marta Lucía Montiel y abordó la morfología y ultraestructura de hemocitos de dactylopius cocuus costa y se publicó en 1995; la más reciente, publicada en 2007, es de Sandra Castelín Castro y aborda aspectos del mecanismo de defensa del insecto.
 
El estudio actual del insecto se centra en los mecanismos de defensa, es un tema multidisciplinario en el que se está colaborando con CINVESTAV, Universidad de Guadalajara, de Guanajuato, Simón Bolivar y la Universidad de San Cristóbal en Perú.

En Texcoco, el Colpos pionero en investigación formal de Grana Cochinilla

El acido carmínico que se extrae de este insecto tiene diversas aplicaciones(Foto proporcionada por Celina Llanderal)

Agrandar ImagenEn Texcoco, el Colpos pionero en investigación formal de Grana Cochinilla

Una de las pocas dedicadas al estudio de este insecto

Agrandar Imagen

Reino Unido:
Becario Conacyt gana premio a la mejor tesis doctoral del año

U.A. Chapingo 22ª Semana Nacional de la Ciencia

Legumbres combatirán enfermedades como diabetes: CINVESTAV

CINVESTAV optimiza eficiencia de celdas solares