Replica del SIACOP a nota publicada en este medio

Replica del SIACOP a nota publicada en este medio

Agrandar Imagen

Redacción.

27/05/09

Nos complace informar que la huelga emprendida por el SIACOP, hace 98 días, ha concluido, gracias a la participación activa de los miembros del SIACOP y al apoyo de estudiantes y académicos no sindicalizados, el SINTCOP, otras organizaciones sindicales y civiles, los miembros del Congreso de la Unión y los intelectuales editorialistas, así como
a la amplia difusión nacional e internacional del movimiento. Por este medio, queremos relatar brevemente las razones que dieron lugar a esta huelga y su prolongación innecesaria, y los logros obtenidos con la misma.
 
Motivos de la huelga
 
La huelga estalló debió al incumplimiento del compromiso, pactado en noviembre de 2004, por parte del Director en turno (Benjamín Figueroa Sandoval) con el SIACOP, y refrendado por el actual Director, Félix V. González Cossío, y funcionarios de la SAGARPA para homologar el salario de los académicos del Colegio de Postgraduados con el de sus
similares del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV-IPN) y otros centros públicos de investigación, en concordancia con el principio constitucional de que “a trabajo igual, salario igual”, ya que nuestros salarios son, al menos, 40% menores que aquéllos del CINVESTAV, no obstante que los Centros Públicos de Investigación sectorizados en CONACYT lograron su homologación de manera generalizada en una sola gestión, desde 2003, sin mayores complicaciones, pues sólo era necesario un simple trámite.
 
También estalló porque el Director General desconoció el acuerdo firmado en 2008, así como la utilización perversa del fondo destinado para iniciar la homologación con el fin de violentar el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), al tratar de imponer nuevas categorías en
forma engañosa mediante el ocultamiento de la propuesta institucional hasta después de treinta días de huelga y cobijando sus argumentos con el engaño de que la homologación debería seguir los términos y esquemas determinados por la Secretaría de Hacienda. Además, no le importó la pérdida de un millón de pesos por día de huelga –estimada por él mismo –, con tal de perjudicar a nuestra organización sindical.
 
¿Por qué la huelga duró 98 dias?
 
En un principio, porque el Director del Colegio de Postgraduados ignoró el problema de la huelga y fingió que no pasaba nada, al grado de afirmar que el CP continuaba trabajando de manera normal.
 
Más tarde, porque se delegó la negociación, por parte la autoridad del CP, en un grupo de administradores con un completo desconocimiento de las actividades y características del personal académico del CP, lo cual se manifestó a lo largo de las negociaciones.
 
A esto habría que agregar su actitud soberbia, prepotente y grosera hacia la representació n de los académicos y la aplicación constante de tácticas dilatorias, retrasando y posponiendo las reuniones para alcanzar acuerdos, apostando al desgaste, cansancio y fractura de la
comunidad académica y del SIACOP.
Además del ocultamiento deliberado de la propuesta institucional que pretendía modificar el tabulador de puestos académicos y violentar el CCT; así, quedó de manifiesto el desdeño de las autoridades a la organización sindical de académicos, al no atender las reuniones de
negociación y difamar de manera constante a la comunidad académica, al calificarla de improductiva, dando una falsa imagen institucional ante la opinión pública y la cabeza del sector.
 
Las acciones
 
Gracias a la acción concertada y enérgica del SIACOP, así como al apoyo decidido y desinteresado de múltiples sindicatos, la amplia difusión del movimiento a través de periódicos, radio, televisión e internet, se hizo posible la intervención del Oficial Mayor de la SAGARPA con el objeto de lograr una pronta y satisfactoria solución al conflicto, situación que los directivos de la institución intentaron soslayar y desoír, prolongando aún más la huelga.
 
Mención especial merece el trabajo de los académicos: el plantón permanente frente a la SAGARPA, la huelga de hambre de algunos compañeros, el rapado de académicos, la exposición “Ciencia Agrícola en la Plaza de la Constitución”, la manifestación en la plaza de Coyocán, las conferencias de prensa y otras acciones que lograron difundir el movimiento a nivel nacional e internacional, a pesar del cerco informático impuesto por medios alineados con el sistema y las medidas desesperadas de la Dirección General del CP, las cuales llegaron al grado de corromper a los voceadores de la región de Texcoco para que eliminaran de la edición del día 21 del presente de La Jornada la nota y fotografía relacionadas con nuestro movimiento, donde senadores nos manifiestan su apoyo y exhortan al Secretario de SAGARPA a que dé solución a nuestras demandas, nota que se puede leer en la edición electrónica de esa fecha.
 
Gracias a nuestras movilizaciones –que algunos calificarán de acciones extremas– fue posible vencer la negligencia, prepotencia y perversidad, no sólo de los funcionarios del CP encabezados por el Dr. Félix V. González Cossío, sino también del Dr. Víctor M. Villalobos Arámbula, presidente suplente de la Junta Directiva. Esta situación obligó a la intervención de otros funcionarios de la SAGARPA, para forzar a la Dirección General del CP a solucionar el conflicto, salvaguardando nuestro contrato colectivo y beneficiando en lo posible a los académicos; aún así, el Director del CP trató, hasta el último momento, de perjudicarnos en la mayor medida, regateando los salarios caídos, oponiéndose a la apertura de convocatoria de CADOS, etc., lo que nuevamente retrasó el levantamiento de la huelga.
 
Cabe destacar que al negociar los salarios caídos, el SIACOP manifestó la mejor disposición para redoblar esfuerzos y satisfacer los compromisos académicos, a lo cual el Dr. Gavi Reyes replicó que la recuperación de los retrasos académicos es un aspecto que no le interesaba.
 
¿Cuáles fueron los logros de nuestro movimiento?
 
El logro fundamental de este movimiento fue la confirmación y fortalecimiento de nuestra comunidad académica; el refrendo de la unidad, nobleza, fortaleza, combatividad y capacidad de organización y trabajo en equipo, así como del espíritu de sacrificio e
institucionalidad de los miembros del SIACOP, en torno a los intereses profesionales de todos los académicos (sindicalizados y no sindicalizados) .
 
Nuestro movimiento triunfó porque mantuvimos las categorías establecidas en el contrato colectivo, logramos una comisión paritaria o mesa de trabajo para determinar criterios y evaluar la productividad para completar la homologación y, lo más importante,
¡la dignificación del trabajo académico y el respeto al SIACOP!
 
Perspectiva
 
Enfrente tenemos el gran reto de rescatar los valores éticos y académicos del CP, así como lograr una estructura apropiada que privilegie el trabajo académico sobre la administració n, pero sobre todo, mantener el espíritu de entrega y trabajo que nos ha caracterizado, y fortalecer la unidad que nos ha permitido lograr los objetivos de nuestro movimiento
Compañeros, los invitamos a seguir unidos y continuar luchando por nuestra institución y nuestro país.
 
Atentamente
 
Comité de Huelga del SIACOP