Diseño, implementación y evaluación de políticas públicas creadoras de riqueza en el medio rural

Diseño, implementación y evaluación de políticas públicas creadoras de riqueza en el medio rural

Esquema con secuencia metodológica

Agrandar Imagen

CIESTAAM/Chapingo

09/06/09

Diseño, implementación y evaluación de políticas públicas creadoras de riqueza en el medio rural
 
Manrrubio Muñoz Rodríguez
J. Reyes Altamirano Cárdenas
Roberto Rendón Medel
Jorge Aguilar Ávila
Claudio Ávalos Gutiérrez
Constantino Romero Márquez
 
Justificación
 
Hoy por hoy, cinco hechos caracterizan a la economía nacional en su conjunto y al sector agropecuario en particular.
 
1. Empleo. Año tras año, se incorporan a la Población Económicamente Activa —demandan un empleo formal—, cerca de 900 mil mexicanos. Para dar pleno empleo a esta población, México necesitaría crecer a razón de 7% anual. Sin embargo, en los últimos 25 años hemos crecido a tasas del 2.5% en promedio anual. Esto significa que, año con año, más de 500 mil mexicanos han tenido que emigrar, emplearse en la economía informal, quedarse sin empleo…o delinquir. Un crecimiento del PIB per cápita como el que se ha registrado en más de dos décadas, implicaría nada más ¡55 años! para conseguir el nivel de vida promedio que hoy se tiene en España (Quintana, 2008).
 
2. Pobreza. Como resultado de la baja creación de empleos, casi la mitad de los mexicanos sufren algún grado de pobreza. Hay 19 millones que no tienen los recursos suficientes para comprar una canasta básica de alimentos; a 26 millones no les alcanza para cubrir los gastos de educación y salud, y casi 51 millones no alcanzan a cubrir sus necesidades de vivienda, transporte, vestido y calzado (CONEVAL, 2007). En las localidades rurales menores a 2 mil 500 habitantes, 60 % de la población vive en alta y muy alta marginación (CONEVAL,2007). Eso quiere decir que la pobreza es, en gran medida, un fenómeno rural.
 
3.- Competitividad. En 2006, México ocupó el lugar 33 de 45 países en competitividad, medida como la capacidad para atraer inversiones (IMCO,2007). En 2004 éramos el 2do. país más competitivo de Latinoamérica, en 2006 fuimos el 5to. Nos superan Chile, Costa Rica, Brasil y Colombia. Estos indicadores señalan una inexorable pérdida de competitividad. La balanza comercial negativa del sector agroalimentario y pesquero aumentó de 1,259 millones de dólares en 1994/95 a $ 3,393 millones en 2006/07. El 85% de este déficit se explica por la creciente importación de productos con valor agregado: alimentos, bebidas y tabaco (Banxico). Por otra parte, de los 24 principales agroproductos mexicanos de exportación a Estados Unidos, sólo nueve están incrementando su participación en el mercado. El resto está perdiendo participación para beneficio de los competidores (Banco Mundial, 2006).
 
4. Uso de recursos: México ocupa el lugar 40 de 45 países en el subíndice “manejo sustentable del medio ambiente” (IMCO,2007). En los últimos cinco años, los costos económicos por agotamiento y degradación ambiental representaron 9.8% del PIB: dos veces mayor al promedio de los países latinoamericanos y tres veces mayor al de muchos países europeos. La cifra equivale a 67,000 millones de dólares (2004). Es decir, cada año las pérdidas económicas por la degradación ambiental equivalen a lo que el gobierno recauda en toda la economía, excluyendo el petróleo.
 
Problema a resolver
 
Al realizar una comparación del gasto público sectorial realizado en México contra lo que ocurre en los países latinoamericanos, resultan los siguientes hallazgos (FAO, 2008):
 
•          En la proporción del gasto público rural dentro del gasto público total, México ocupa el quinto lugar, con una participación que sólo es inferior a la de la República Dominicana y los países centroamericanos (sin incluir El Salvador).
 
•          El gasto promedio por habitante rural es superior al de todos los países latinoamericanos, con excepción de Uruguay.
 
•          En la relación del gasto público rural respecto del valor agregado del sector agrícola México ocupa el segundo lugar, solamente después de Uruguay.
 
•          El índice de orientación agrícola del gasto público (entendido como la comparación entre el peso relativo del gasto agrícola en el gasto total respecto del peso relativo del producto agrícola en la economía) es el más alto entre todos los países latinoamericanos.
 
Con base en estos hallazgos y asumiendo que las política públicas son “Una concatenación de actividades, decisiones o de medidas coherentes en su intención tomadas principalmente por los actores del sistema político-administrativo de un país con la finalidad de resolver un problema colectivo” (Larrue, 2000: 20), resulta evidente que existe una aguda falta de correspondencia entre el esfuerzo de gasto público y el magro resultado en desarrollo productivo y comercial , la pérdida de recursos naturales, deterioro del medio ambiente y en general en la falta de progreso en el campo. Por lo tanto, todo parece sugerir que más que un problema relacionado con la magnitud del gasto, México presenta un problema de ineficacia y orientación del gasto público, además de una ausencia de incentivos en los tomadores de decisiones, en un contexto caracterizado por una frágil estabilidad política y conflicto entre autoridades de diversos niveles de gobierno o diferentes instancias del Estado.
 
En virtud de lo anterior, se planteó un proyecto de investigación con los siguientes
Objetivos:
 
•          Generar conocimientos relativos al diseño, implementación y evaluación de políticas públicas creadoras de riqueza en el medio rural;
 
•          Promover la interacción entre los organismos que estudian y analizan políticas públicas y los que las administran y ejecutan;
 
•          Generar un espacio de debate público de alto nivel sobre temas relevantes para el desarrollo rural del país;
 
•          Sistematizar, documentar y difundir experiencias en materia de diseño, implementación y evaluación de políticas públicas que orienten la toma de decisiones en este ámbito.
Enfoque metodológico e instrumental.
 
En el ámbito de las ciencias políticas, existen tres enfoques para el abordaje de las políticas públicas: el del enfoque racional, el de racionalidad limitada y el modelo de procesos ( Klijn, 1998). En nuestro caso se asume el último enfoque en virtud de que se asume la complejidad del proceso de política pública dada por una gran cantidad de factores, i.e. que diferentes actores intentan influir en el proceso, que los actores no tienen fijadas las preferencias, que los procesos de política son el resultado de interacciones complejas de diferentes formas de acción estrategia y que las percepciones de los problemas y soluciones cambian a lo largo del tiempo. Para concretizar este enfoque se adoptan las herramientas del Marco Lógico y una serie de categorías propuestas por las teorías de juegos y de redes sociales para profundizar el análisis de actores involucrados (ver esquema con secuencia metodológica).
 
Resultados obtenidos y proyectos en proceso
 
•          Terminación del contrato establecido entre la UACh y la SEDER Jalisco, consistente en la formulación de lineamientos para la toma de decisiones en política pública para las redes de valor Bovinos leche y carne. Actualmente se está en el proceso de implementación.
 
•          Actualmente se tiene un contrato con la SAGARPA Guerrero para la formulación del Marco Lógico de los Programas de Activos Productivos y Soporte.
 
•          Para enero-febrero del 2009, se concluirá la evaluación y reformulación de Evaluación del Programa Guerrero sin Hambre.
 
•          Para febrero del 2009, se concluirá la operación y evaluación del Programa de Asistencia Técnica Integral para productores de Maíz de Gro.
 
•          En coordinación con el Grupo GAM, se está evaluando el Programa de Fomento de la Agricultura protegida para productores de menos de tres hectáreas en 22 estados.
 
© Infoagronomo.com 2009