Severa crisis en producción de frijol

Severa crisis en producción de frijol

Los tres países signatarios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Agrandar Imagen

Ayala Garay da cuenta de las pérdidas millonarias registradas en menos de una década y que se incrementaron en un 200 por ciento.

Contralínea /Erika Ramírez/Vladimir Portuguez

21/08/07

México pierde 161 millones de dólares por omitir el cobro arancelario a las importaciones de frijol de Estados Unidos y Canadá, revela un estudio de la Universidad Autónoma Chapingo (UACH). Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el campo nacional atraviesa por la crisis más severa de su historia.
 
En la tesis doctoral Competitividad del frijol en México, en contexto de apertura comercial -realizada por la especialista en problemas económico-agroindustriales, Alma Ayala Garay, de la UACH-, se hace un balance del impacto que ha tenido el acuerdo comercial sobre el segundo producto de importancia en la canasta básica de los mexicanos.
 
Ayala Garay, del Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agroindustria y la Agricultura Mundial (CIESTAAM), da cuenta de las pérdidas millonarias registradas en menos de una década y que se incrementaron en un 200 por ciento.
 
La especialista explica en entrevista que los resultados obtenidos son consecuencia de un “descuido” de las autoridades mexicanas, al no proteger los intereses de nuestros campesinos, y agrega que la problemática del frijol se reduce a la falta de competitividad de nuestros productores frente a los estadounidenses, principalmente. “Producimos 1.3 millones toneladas de frijol en casi 2 millones de hectáreas, con rendimientos muy bajos”, dice.
 
Y es que el cultivo, elemento estratégico para nuestro país, ocupa en promedio 1.85 millones de hectáreas y su producción total apenas alcanza los 7.5 millones de pesos en promedio, según cálculos de la experta.
 
De acuerdo con las cifras presentadas en el estudio, cuatro años después de pactado el TLCAN entre México, Estados Unidos y Canadá, se comenzaron a registrar pérdidas fiscales por más de 53 millones de dólares, que a decir de la especialista pudieron significar, en la misma fecha, la inversión en el Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo) del 39 por ciento; en tanto, para 2005, el monto sumó los 161 millones de dólares.
 
Explica que los resultados se derivan de las importaciones que excedieron los cupos autorizados anualmente por la Secretaría de Economía. En el balance Pérdida de ingresos tributarios por importaciones de frijol de Estados Unidos y Canadá fuera de la cuota con el TLCAN, 1994-2008, la investigadora hace un desglose de la omisión fiscal por parte del gobierno mexicano.
 
Los cupos autorizados para la importación de Estados Unidos en 1998 fueron de 56 mil 275 toneladas, mientras que para Canadá fueron de mil 739 toneladas. La diferencia que sobrepasó la cuota libre de arancel entre ambos países fue de 138 mil 346 toneladas, lo que impactó, en perjuicio la hacienda pública, en 53 millones 124 mil 864 dólares.
 
Las cifras de los años siguientes a dicha operación generaron un cúmulo deficitario; en 1999 se registró una pérdida fiscal por 23 millones 168 mil 600 dólares; en 2000, 8 millones 101 mil 620 dólares; en 2001, aumentó a 18 millones 610 mil 363 dólares; 2002 tuvo un impacto por 9 millones 683 mil 550 dólares; en 2003, la pérdida es de 4 millones 915 mil 468 dólares, y en 2005, son 846 mil 479 dólares.
 
“Esto es la falta de interés del gobierno, que ha querido privilegiar a unos cuantos, en este caso a los importadores y no ha aprovechado lo negociado en el TLCAN”, dice Ayala Garay.

Jalisco: Invertirán SICyT y Coecytjal 60 mdp en proyectos de ciencia y tecnología para empresas

Chapingo realiza ceremonia de Pase de Lista a profesor fenecido