Premio Nobel felicita a México por actuar sin titubeos y coraje en el tema de los Organismos genéticamente modificados

Premio Nobel felicita a México por actuar sin titubeos y coraje en el tema de los Organismos genéticamente modificados

Norman E. Borlaug, colaboró en la creación del CIMMyT en Texcoco

Agrandar Imagen

Juan Carlos Velázquez

25/03/09

Texcoco, Estado de México. (Texcoco Mass Media).- El premio Nobel de la Paz 1970 y padre de la Revolución Verde y de la Agricultura Moderna, Norman E. Borlaug, felicitó “a las autoridades mexicanas que haciendo a un lado titubeos y con determinación y coraje, aprobó reformas al Reglamento de la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados”.
 
Con esta acción, destacó, el gobierno mexicano “autoriza a sus investigadores a trabajar en la búsqueda de alternativas propias que permitirán atender las necesidades y prioridades de los mexicanos, en esta importante especie”.
 
En una misiva que envió al Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, (SAGARPA), Alberto Cárdenas Jiménez y al sector agropecuario mexicano, Norman E. Borlaug, recuerda que “a lo largo de los años que he luchado porque la investigación no se anquilose, no hay nada más triste para los países que sus estructuras de investigación permanezcan inmóviles, ya que eso impide la libertad creativa de sus miembros”.
 
Cabe destacar que Norman E. Borlaug, apoyado por un grupo de agrónomos mexicanos, introdujo semillas híbridas a la producción agrícola en Pakistán y la India, esfuerzo que evitó que millones de personas murieran de hambre en la década de los años sesentas. Esta acción le valió que le entregaran el Premio Nobel de la Paz 1970.
 
En su carta al secretario Alberto Cárdenas agrega: “contrario a quienes optan y se aferran al mantenimiento de criterios caducos, sin aceptar que los avances científicos están precedidos por grandes esfuerzos y auténticos impulsos para contribuir al incremento de los satisfactores en todos los órdenes del ser humano”.
 
Y continúa diciendo: “soy un convencido de la necesidad de utilizar día con día las herramientas que nos ofrece la tecnología, para asumir los retos y complejidades de los sistemas agrícolas y alimentarios que a la postre, permitirán un suministro adecuado de alimentos a precios accesibles para alcanzar un mundo con salud, prosperidad y paz, en el siglo XXI”.
 
Al destacar que no hay soluciones completas o ideales, Norman E. Borlaug asevera que “la iniciativa mexicana de liberar permisos para experimentar en campo con maíz genéticamente modificado, la recibo y asumo con entusiasmo y agradecimiento, en nombre de todos aquellos que tienen garantizada la seguridad alimentaria y para quienes sin duda, el uso responsable de la biotecnología es una promesa de vida”.
 
Norman E. Borlaug, colaboró en la creación del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT) en Texcoco, Estado de México y del Centro de Investigación Regional del Noroeste en Cd. Obregón, Sonora.
 
A sus 95 años de edad, Borlaug ha ganado además del Premio Nobel, los más altos reconocimientos que se pueden dar a un civil en los Estados Unidos. También ha sido premiado con los más altos honores por el gobierno de la India.

Chapingo: Dr. Abel Pérez Zamorano agradece a quienes confiaron en él durante el proceso electoral en la UACh

Crisis en producción de alimentos por ausencia de polinización

Torreón: realizan Tradicional Jardín de Horticultura

Registra sector agropecuario y agroindustrial superávit comercial de 4,222 mdd